Martes , 12 Septiembre 2017
Ultimas Reseñas

Qué harías tu si te sirven comida con…

Creo que a más de uno nos ha pasado y esperemos que a los que no le ha sucedido alguna desgracia culinaria no se las deseamos en el futuro, pero en la comida es algo real que puede ser perjudicial y hasta crearle una fama muy muy mala.

Esto va dedicado a restauranteros y comensales como fin general, creo que es importante hablar de algo que a todos nos puede pasar, pero quizá no sabríamos como actuar al respecto y aunque todo comensal y cliente en general tiene esa mentalidad de “el cliente tiene la razón” a veces discrepo en ese viejo dicho.

En fin, supongamos que vamos a nuestro restaurante o fonda favorita y resulta que pedimos el mismo platillo de carne y guarnición de frijol negro con arroz blanco (quizá lo más típico en un almuerzo por la tarde) y todo es excelente; cuando en medio platillo… te das cuenta que ha sido invadido por un hermoso, sedoso y muy rojo cabello de la señora que está en cocina.

img_0114

Honestamente creo que la mayoría (incluyéndome) sentiríamos un fatídico “asquito” lo cual nos haría reaccionar de muchas formas y dependiendo el estado de ánimo en el que nos encontremos en ese momento. Ciertamente es algo que una vez que pasa ya no hay vuelta atrás, son errores que quizá se pueden evitar siendo muy cautelosos con el personal y exigiendo reglas de cocina que se sigan a pie de la letra, son errores que pasan aunque a veces se tenga mucho cuidado.

Al ser comensales sería muy amplio hablar de cómo reaccionaría cada quien y pensándolo bien, cada quien nos dirá su reacción, y aunque en sus restaurante el error ya este hecho, creo que aunque una mala critica, la reacción de los empleados a cargo y los lideres o gerentes que estén al mando tengan el libre albedrio de tomar decisiones por su cuenta.

Burocracia, eso no debe haber en estos casos, la reacción del cliente por cualquier ángulo que sea si le das mucha burocracia al problema se verá muy, pero muy mal. Esto porque me pasó, y la respuesta del mesero fue la de todos “déjeme hablar con mi gerente” y el gerente no estaba y no había orden y cuando el gerente entro al cuadro “déjeme revisarlo con mis superiores”, creo que de entrada un negocio de comida esta porque los empleados están bien capacitados y tienen cierta confianza con la cual en la primera línea se pueda arreglar el problema, y claro que también aplicaría a empleados de fast food , que son los que más dolores de cabeza dan porque tienen que rendirles cuentas y todavía les rebajan el platillo.

Yo reacciono de tal manera que vuelvo a pedir y hago saber al restaurante el error, porque si es algo aislado y algo tranquilo (no como un pequeño roedor que vimos en una foto hace algunos meses o una cucaracha) exponer un restaurante no me hará mejor ni peor persona, pago mi cuenta y me voy quizá sin volver jamás.

Pero como dije, cada quien reacciona diferente, quizá algunos hagamos un alboroto muy grande para recibir comida gratis (conozco gente así) pero cada quien tiene su manera de hacer las cosas, el trato después de la calamidad por parte de los restaurantes es lo que hablara al final y podría usar las palabras “bueno me salió un cabello de la doñita, pero se portaron muy amables conmigo”.

4 expansiones

  1. La meritita verdad, es que yo sacaría el susodicho pelillo y pretendo que es mío y sigo con mi platillo. Lo digo porque es lo que he hecho, sí he experimentado eso que de repe salga un cabellillo por ahi, y pos ni hablar la vdd es que pienso que un cabello no va a infectar todo el platillo, hay otras cosas (incluso comidas) que hacen más daño que un pelo.

  2. Jonathan Valenzuela

    Me paso hace poco en un restaurante de acá de Tabasco, encontramos plástico de la envoltura del queso, no queríamos pedir comida gratis pero si por lo menos una disculpa, creo que ya sea un pelo o algo mas, el chef debería pedir las disculpas habla bien del restaurante

  3. Son errores como mencionas. Un cabello no tiene sabor ni olor, y si bien da un poco de “asquito” lo que yo hago y are siempre es… seguir comiendo. Todo depende del lugar en donde me encuentro, si vuelvo o no dependerá mas de la reacción del personal al hacer el comentario (discreta y tranquilamente, ya que un error lo comete cualquiera). Muchos van a dudar, otros me ignoraran, otros tal vez me escuchen apenados y unos pocos puede que de verdad atiendan mi llamado e incrementen las normas de sanidad en el personal. Pero una cosa les aseguro, si la comida gano mi corazón (y mi estomago) un pelito en un taco ocasional, no me molestaría, total, de algo nos teníamos que morir…

     

  4. Me salieron unas patas de cucaracha en el Wok de Galerias Mty. El Sr Gerente juró que era queso “tostadito” y cuando le dije que por que no probaba el queso para estar seguros los 2 me dijo que mejor me daba otra cosa del menu. Le dije que tal que mejor la cuenta en cero y jamás vuelvo a poner un pie aqui. Y me dijo como quieras. Todavía se indigna el tipo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *