lunes , 13 noviembre 2017
Ultimas Reseñas

Ruido en los restaurantes, siempre olvidan el ambiente

No sé ustedes, pero cuando voy a comer a un restaurante siempre voy por 2 razones, la primera es por la comida obviamente y la segunda es por el ambiente. Y con ambiente… ¿a qué me refiero?

Bueno, pueden ser varias cosas. Por ejemplo si el lugar esta bonito, si tiene una buena vista, un excelente trato del personal y en ocasiones como está el decorado, claro que a veces soy víctima del marketing.

Al punto que quiero llegar es el ruido en los restaurantes, y claro que depende de qué tipo de restaurante estemos frecuentando, porque en la actualidad los restaurantes bar son más parecidos a un antros que un restaurante bar, continuemos…

camoati-ambiente-1

Esto es dirigido a los restauranteros que piensan que el ruido es para todos o quizá no se dan cuenta que aquel joven empleado entusiasmado por la música sube demasiado el volumen y en lo personal me desagrada, por lo regular quiero disfrutar de mi comida con una buena música de fondo… ¿lo notan? “música de fondo” no “ruido”, quizá muchos restauranteros pierden el valor de aquella profesión de Ing. En Audio que créanme es muy desvalorada, no sé si lo hagan o solo pongan las bocinas donde se ven bonito, pero hay una ciencia detrás de todo eso, lo cual no se debe (en mi opinión personal) tomar a la ligera.

Posicionar bien las bocinas, calibrar el audio, ¡música adecuada! Ojo con la música, vas a un restaurante familiar y al DJ se le olvida quitar de la pista aquella canción muy audaz que habla de cosas que nos vienen irrelevantes aquí y eso sumándole que están tus niños escuchando, creo que no sería adecuado.

Obviamente esto no les molesta a muchos, o quizá sí pero no lo habían notado, otra cosa es que con música alta no se puede fomentar la plática y por ende no hay fraternización y al no existe eso no hay gente que se queda a comer, simplemente beben hacen lo que quieran hacer y se van a sus sagrados aposentos muy felices de la vida.

En mi opinión deben de ponerle más atención a esto, no creo ser el único que piense así, y sé que es importante el que este la música de fondo (de cualquier género) y el ruido muy separados; ya que de eso dependerá si tienes un buen restaurante o un bar como otros, que hasta en los bares también, no estaría mal que se pusieran listos con el audio.

En fin, escribiendo desde unos tacos en una esquina con música urbana y una vieja radio tocando unas cumbias, me despido sin antes decirles…

Bon appétit

5 expansiones

  1. Muy de acuerdo con el artículo, en lo personal voy a comer rico y convivir y el ruido de plano incomoda y en ocasiones arruina la experiencia, otro detalle son las teles, me ha tocado en restaurantes familiares proyectando vídeos nada para niños y el colmo una vez en la panga tenían el programa de Laura Bozo, en todas esas ocasiones he pedido qur cambien el canal ganandome la jeta de los empleados jaja

  2. Buen punto. Creo que en la zona metropolitana de Monterrey hay dos, tal vez tres restaurantes diseñados con la calidad acústica en mente. Lo digo por conocer del tema, y a la persona encargada del diseño. Como bien mencionas, el volumen, tipo de música, calibración y localización de las bocinas es importante, pero también la acústica del interior, por que a veces el mismo ruido de la gente resulta molesto. Un restaurante debe ofrecer un ambiente de confort acústico para disfrutar de los alimentos y poder conversar tranquilamente. Desafortunadamente, existe poca o nula consciencia acerca del adecuado diseño acústico, no solo para restaurantes, sino para otros espacios públicos.

  3. es de lo peor un lugar en el que a musica no te deja escuchar a la persona que te acompaña, yo en lo personal evito ese tipo de lugares, en especial el bufalo wild wings es espantoso el ruido que ponen ahi

  4. Gordito Deberias hacer una lista en YouTube de pistas para restaurantes familiares, bar, etc…  Gracias por este articulo me sirvio mucho!!

  5. A mi lo que me caga es cuando estoy comiendo con mi familia en un restaurante domingo por la tarde, y derrepente entran los que tocan musica por limosna, yo sé y entiendo que se estan ganando la vida pero a veces es muy alto como tocan y es un poco molesto. Me desagrada cuando entran estas personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *